Regresar a la Lactancia exclusiva después de haber usado fórmula y/o biberón

foto_relactador

Falta de información, apoyo o necesidades especiales de la madre y/o el niño, pueden interrumpir la lactancia materna en algún momento.

Por fortuna, debes saber que si es tu decisión, retomar la lactancia exclusiva es posible.

Relactar a un bebé es una decisión personal; requiere de un verdadero compromiso y convencimiento de la madre sobre los beneficios que esto traerá consigo.
Requiere también que la madre  goce de suficiente apoyo familiar y profesional en el proceso.
Aunque para muchos bebés retomar el pecho es bastante sencillo; para otros junto con sus madres, es un gran reto.
Entre más tiempo haya transcurrido la interrupción de la lactancia natural, puede ser más difícil retomarla, pero siempre existe una posibilidad.
La madre debe estar preparada para estar 100% dedicada al proceso de relactar por varias semanas, incluso meses.


Es importante tomar conciencia que los beneficios se extenderán por toda una vida.

Son dos los principales factores a que nos enfrentamos:

  • La frecuente disminución en la producción de la leche materna
  • La confusión que tiene el bebé entre succionar el biberón y mamar del pecho

La succión frecuente al pecho es el mejor estímulo para incrementar la producción de la leche, sin embargo, cuando un bebé nota la diferencia de flujo con el biberón al que se ha acostumbrado, muchas veces suelta el pecho, protesta y no quiere mamar más.  O bien, toma el pecho de manera inadecuada ante la confusión que existe con la mamila, lo cual impide que obtenga la leche que necesita y la estimulación también necesaria para producir más bajada de leche.

Previa evaluación profesional de cada caso, se podrá recomendar a la madre:

  • Apoyarse en medicación natural y/o alopática para incrementar la producción
  • Ir retirando poco a poco los biberones, conforme el bebé va incrementando de peso y aceptando mejor el pecho
  • Uso de relactador con leche materna y/o fórmula, esta herramienta poco conocida por muchas mujeres, anima al bebe a mamar del pecho, e ir retirando biberones de una manera segura pues seguimos controlando la ingesta al tiempo que estimulamos naturalmente la producción de leche de la madre
  • Sustituir biberones por tacitas, cucharas suaves por ejemplo, cuando al bebé se le sigue dificultando tomar el pecho
  • Ejercicios orales para estimular la correcta colocación al pecho

Aunque el camino tiene altas y bajas, debes saber que siempre existe una posibilidad, y que todo esfuerzo tiene recompensas.
No dudes en solicitar cita de asesoría.
Hay mucho que hacer para retomar una lactancia, tu voluntad será el factor más importante.

Dra. Karina Mendoza
Pediatra/Master en familia/Asesor en lactancia y crianza

images (1)

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *