Reflujo en bebés alimentados al seno materno

mima_baby_refluxSe conoce como reflujo gastroesofágico al regreso de la leche o del alimento del estómago hacia la boca. Esto a los padres nos puede generar mucha preocupación.

Antes que nada, hay que saber que existe algo que se llama reflujo fisiológico y algo diferente que es la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Cuando los bebés cursan con regurgitaciones y que no tienen otro síntoma, sino que al contrario tienen buena ganancia de peso, a esto se le conoce como reflujo fisiológico. Si por el contrario el bebé no gana peso o presenta algún síntoma respiratorio, gastrointestinal o irritabilidad puede estar cursando con enfermedad por reflujo gastroesofágico.

En los niños, existen lo que se llaman brotes de crecimiento, algunos niños pueden presentar más sintomatología que otros. Y estos brotes se ven en diferentes semanas/ meses de vida. En los niños que son alimentados al seno materno exclusivo la demanda de leche materna hacia la mamá es mayor, por lo tanto su producción. El bebé puede querer estar todo el día succionando. Literal. Todo el día.
Esto en ocasiones provoca reflujo y algunos bebés pueden estar algo inquietos o parecer que tuvieran cólico.

El escenario típico es aquel con un bebé cachetón que está inquieto o con “cólico”, tiene evacuaciones muy frecuentes y liquidas ( esto puede ser por un mayor aporte de lactosa en la leche materna, no por una intolerancia a la lactosa; sino que es más la cantidad que puede digerir). Rara vez estos bebés pierden peso.

Para el manejo del reflujo gastroesofágico en niños alimentados al seno materno, se tiene que :

  • Evaluar la producción de leche materna, ver como son las tomas y tratar de incrementar el darle la “leche tardía” o con mayor grasa y menos azúcares ( lo que les ocasiona los gases) . Para hacer esto existen diversas técnicas. 
  • Eruptarlos un poco mas frecuente. Aunque recuerda que va a haber ocasiones en que no van a eruptar.
  •  Posiciones mas erguidas. Aunque no existe total evidencia de que las posiciones antireflujo favorezcan, estas posiciones se sugieren si se ve cambio en los bebés. La posición que se ha visto que mayor les favorece es la “boca abajo”. Sin embargo, ésta no se recomienda sin supervisión por el riesgo de síndrome de muerte súbita.
  • Considerar la posibilidad de alergia a las proteínas de la leche de vaca. Si la madre ha estado consumiendo productos lácteos, se puede hacer una prueba y suspender todo alimento que pudiera contener algo de producto lácteo y valorar si existe cambio o no. En ocasiones se pueden llevar 2 a 3 semanas en retirar todo lo consumido.
  • En algunas ocasiones se da manejo médico, sin embargo esto previo a consulta con el pediatra.

Si el bebé no tiene síntomas de irritabilidad y solo presenta las regurgitaciones, no hay porque preocuparse. En caso contrario es recomendable llevar un diario de las tomas en las que estuvo más inquieto así como de la dieta materna y valorar en consulta posibles causas de esto.

Cualquier duda, recuerda es mejor comentarlo con tu pediatra que esté con conocimiento en lactancia materna.

74088

Dra. Estela Zamudio

Dra. Estela Zamudio
Pediatra/ Instructor en Lactancia

images (1)

 

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *