“Lactancia de una madre trabajadora”

Una de las principales dificultades a que se enfrenta una madre y bebé amamantado, es el regreso al trabajo.

Tras un duelo esperado por la separación, tanto en mamá como bebé, nuevas actividades, rutinas, cansancio, y con poca información y apoyo, muchas mujeres desisten de su lactancia.

Sin embargo, hoy la información está al alcance, y los avances tecnológicos permiten técnicas sencillas de extracción y almacenamiento de la leche materna.

Es cierto que regresar al trabajo implica cansancio adicional al que ya la maternidad trae consigo; y aunque el trabajo de la madre es una necesidad para muchas familias, la prioridad de quienes ya somos padres es dar lo mejor a nuestros hijos, principalmente en salud integral; continuar lactando a un bebé que espera largas horas a mamá en guardería y que por esta misma razón necesita más anticuerpos y excelente nutrición es algo que debemos luchar por ofrecer.

Todo es cuestión de información, apoyo y organización.

Muchas mujeres han logrado lactancias prolongadas con extracción.

Aliméntate a diario sanamente, cuida tu hidratación, y descansa los fines de semana, en otras etapas de la vida habrá oportunidad de fiestas y compromisos sociales.

Cada vez que en tu trabajo extraigas tu leche piensa que en ese preciso momento podría ser tu bebé quien estuviera en tus brazos, y que hoy la necesidad les ha separado en distancia, pero no en amor y dedicación.

Al regresar a casa mimalo mucho, y lacta a demanda, esto mantendrá tu producción de leche.

Y recuerda que todo es posible en la medida de tus deseos.

Empieza por informarte, y buscar el apoyo necesario para lograrlo.

¿Haz logrado una lactancia exitosa aún trabajando fuera de casa? Comparte tu experiencia.

¡Tu eres motivación!

 

 MIMA_drakarina_sq

 

Dra. Karina Mendoza

Pediatra/Master en familia/Asesor en lactancia y crianza

images (1)

 

 

¿Tienes más dudas sobre este tema?  [btn text=”DA CLICK AQUÍ ” tcolor=#FFF bcolor=#CDCDCD link=”http://mima.mx/clinica-de-lactancia-materna/”]

 

5 thoughts on ““Lactancia de una madre trabajadora””

  1. Regrese al trabajo teniendo mi bebé casi 3 meses, recuerdo que pensé que sería sumamente difícil y me propuse al menos prolongarla 1 mes más aunque fuera, y entonces en la madrugada le ofrecía leche como a eso de las 5 am, si no se despertaba me levantaba y me la extraía, en el trabajo inicialmente me la estuve sacando 3 veces, al llegar a casa lo alimentaba a libre demanda.
    Logramos cumplir 1 año y medio de lactancia.
    Si se puede, la cosa es de verdad querer y decidir, claro que es difícil y muy demandante pero vale mucho la pena para el bebé y para la mamá.
    Animo!!

    • Así es Karla.

      Todo es cuestión de tener en cuenta los enormes beneficios para ambos, y así vale la pena todo lo difícil que pueda llegar a ser.

      Saludos

      Janett Peña
      MIMA

  2. Mi beba se quedo en casa desde los dolorosos 42 días, pero siempre he dicho que tendrá leche materna por mínimo un año, pero realmente quiero darle haya que ella decida. Espero el trabajo me lo permita. Las primeras semanas fueron muy difíciles la primera separación de mi retoño, pero ahorita ya es rutina darle su última toma de mi pecho y dejarla con la cuidadora y de ahí en cuanto la veo vuelve a pegarle a mi son mis momentos del día que soy inmensamente feliZ.

    • Hola Vicky

      ¡Que bonita experiencia! Todas las dificultades que ocurran en el día se recompensan al estar de nuevo con ellos. 🙂

      Janett Peña
      MIMA

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *